Reseñas, artículos, comentarios...

puedes adquirir tu ejemplar de Los Cuadernos del Hafa "pinchando" sobre la imagen
http://www.casadellibro.com/libro-los-cuadernos-del-hafa/9788415324881/1961966

Reseñas  y opiniones Los Cuadernos del Hafa

Miguel Sánchez-Ostiz
Claudia Luna Fuentes
Miguel Sánchez-Ostiz
Calle de Agua
Cajón de Historias
Crónicas para decorar un vacío
Isla Correyero
El Blog de Salva Rubio
Achtung!
Tánger Express
La Palabra Infinita
Asperezas
Las lecturas de Pakiko
Hasta los gatos acaban por suicidarse
Mi vida en la penumbra
París siempre será nuestro
Literaturas
LilVia
Ojos de papel
Mi estantería
El Cuaderno Rojo
Carolina Mueses
Narayani
Achtung!

Entrevistas sobre LOS CUADERNOS DEL HAFA

Calle de Agua
Web Islam


Calendario de acontecimientos de LOS CUADERNOS DEL HAFA

leer

Memorial de referencias a LOS CUADERNOS DEL HAFA  

diciembre 2012

Ya resuenan las campanas que anteceden el fin de año. Pasó la fecha pronosticada para el fin de los tiempos que nos contemplan...y nada pasó. Continuamos asistiendo, atónitos, al catálogo de miserias y despropósitos con que tantos han decidido humillar al ser humano. 

Igual que los agoreros del fin del mundo, pronosticaba, un servidor, duros tiempos para Los Cuadernos del Hafa. Y al igual que ellos me equivoqué. El mes de diciembre ha sido un vendaval de novedades:

La foto de la página en facebook de libros.com incluye Los Cuadernos del Hafa, rodeados de McEwan, Zweig, Enric González...ignoro los motivos pero: gracias!

La primera entrevista seria al autor de Los Cuadernos del Hafa es publicada en el periódico digital Calle de Agua, que intenta acercar "las dos orillas", y en webislam, la página por excelencia del mundo musulmán. Un auténtico honor del que no puedo más que enorgullecerme.

Y el broche de oro: el escritor Javier Vayá Albert, cuyo blog no dejo de recomendar, y cuyos trabajos en la revista Achtung! en la que también tengo el placer de colaborar son dignos de elogio, reseña en dicha revista Los Cuadernos del Hafa, desvelando una abrumadora capacidad para acercarse a los íntimos motivos que me animaron a escribir la obra. La leo y releo y no dejo de emocionarme. Gracias, hermano de tinta!

Dudo encontrar más sorpresas en lo que queda de año y, de haberlas, quedarán glosadas al año próximo, si es que aúnme restan ánimos de escribir estas palabras para nadie más que, quizás, mi vituperado ego. 

Feliz final de año, feliz inicio de ciclo...seguro que llega, no perdamos la esperanza.

noviembre 2012

Mes de fríos en otras latitudes que ayer habité, pero de calor en estas que hoy me contienen. 

Y algo frío, más bien tibio, con respecto a las novedades que atañen a la novela cuyos avatares aquí documento. Si bien es cierto que esa frialdad queda definitivamente deshauciada cuando tomo conocimiento de que ese gran artista multimedia que es Demian Ortiz, bajo el paraguas de su hogar artístico, Babel Estudio, ha decidido "colgar" en vimeo el Audiovisual que preparó para las presentaciones de Los Cuadernos del Hafa. De nuevo, gracias...gracias, siempre. Digno de ser revisitado una y otra vez.

Y como guinda a este pastel de temperaturas en que se convirtió el mes de noviembre, la golosa calidez de descubrir que, Tánger Express, un proyecto que siempre amé, que mucho leí y que más me ayudo a rememorar mi amada Marruecos, decide incluir en sus páginas una escueta pero elogiosa mención a mi novela. Bismillah!

octubre 2012

Demasiado tiempo ya sin acudir a esta página para desvelar los misterios que las redes socilaes convierten en evidencias. Si bien es cierto que temí  dejar huérfana esta página tras haber acumulado Los Cuadernos del Hafa ya excesivas reseñas o menciones, resulta que el mes de octubre trajo alguna que otra nueva sorpresa. Como la de que mi novela figurase en un blog literario cuya labor agradezco (y deberían muchos de los que aman este oficio de ensuciar páginas), o como que aparezca en una página dedicada en cuerpo y alma a ensalzar el arte que habita aún las ciudades de la geografía hispana, rodeado de grandísimos de la literatura, nunca lo suficientemente valorados.

Pero no sólo eso. También resulta que Los Cuadernos del Hafa se pone e la venta en una librería especializada en viajes. Ya sabéis quienes os habéis acercado a la novela o me habéis escuchado hablar sobre ella, que no la considero estrictamente una nvela de viajes, pero mejor sabéis quienes algo me conocéis que el viaje forma parte de mi vida y que la vida, para mí, es viaje. Por tanto no puedo más que enorgullecerme...y más teniendo en cuenta de que al menos sé de seguro que Los Cuadernos del Hafa pueden comprarse en al menos una librería!! Podéis seguir sin comprar mi obra...no es importante...pero no dejéis nunca de viajar.

septiembre 2012

No ha mucho que daba cuenta aquí de las últimas sorpresas que Los Cuadernos del Hafa me habían proporcionado, y ya regreso, para dar cumplida cuenta de una nueva, y para agradecer a quien bajo a la sombra del blog Offuscatio se esconde y da vida a un auténtico vendaval de pasión por la literatura que no debemos dejar pasar de largo. Gracias a esa persona, mi novela cayó en manos de otra que, a la vista de la grata y certera reseña, parece ser, la ha disfrutado. Un nuevo honor tener un nuevo lector desconocido, a quien desde aquí envío mi más sincero agradecimiento, mi abrazo y le digo, como al resto: aquí estoy para lo que precises!

Y sin apenas darme cuenta, ya sucumbiendo el mes presente, hallo que un gran autor, Pepe Pereza, a quien admiro y respeto, y cuya obra me tuvo en vilo durante un buen puñado de noches, decide otorgar a Los Cuadernos del Hafa el honor de figurar junto a la obra de otra gran poeta, Alfonso Xen Rabanal, que ha dado a luz un artefacto lingüístico de delicada pero imprescindible manipulación. Parece que él considera mi novela tan imprescindible como la de Xen...nada que decir, nadie está libre de una habitar, de tanto en tanto, una pequeña parcela de locura. No contento con ello, se atreve a repetir jugada rodeándome de algunas de las plumas más afiladas, certeras y bellas de la actualidad literaria...
Gracias, hermano!

Y como tórrida guinda, podemos encontrar un breve extracto de Los Cuadernos del Hafa en un blog dedicado en alma y, sobre todo, cuerpo, a propagar la belleza oculta en las gotas de sudor que se transfieren los cuerpos enamorados o, al menos, exacerbados por el deseo. No dejéis de visitar el blog...un bálsamo para el espíritu, doy fe.

agosto 2012

Y tras el avituallamiento en Madrid,  una vez recorridos de nuevo zocos y callejas de mi tierra adoptiva, emprendí el Gran Viaje y aterricé en Cochabamba, Bolivia, donde espero que Los Cuadernos del Hafa puedan tener continuidad, latido, vida. 
Y latidos como bendiciones me llegan del otro lado del atlántico:
¿bajo los auspicios de quién?, ¿por qué?, ¿con qué motivo? Lo ignoro pero desde hace un mes Los Cuadernos del Hafa forman parte del catálogo de la Biblioteca Islámica de la AECID, esto es, agenciaespañoladecooperaciónyetc. Una buena oportunidad para quien aún no se atreva a mermar la ya mermada economía con las páginas que escribí
¿cómo?, ¿por qué extraña razón? También lo ignoro pero Los Cuadernos del Hafa forman parte ya de una obra musical cuanto menos innovadora y arriesgada. El primer largo del MC Makka con Dos K oculta entre su ráfaga de versos duros y certeros.
¿qué he de hacer?, ¿cómo puedo encontrar las palabras adecuadas para expresar los sentimientos que me provoca? Ignorancia total, pero que uno de las voces poéticas mejor templadas del país, David de San Andrés (antes David González) decida incluir tan elogiosamente Los Cuadernos del Hafa en esa bitácora de inmortalidades que es su blog.
Lo dicho...parece ser que los influjos de la Pacha Mama me son propicios. Gracias a todos!

julio 2012 


De nuevo aterrizado en Madrid después de un nuevo y enriquecedor viaje por mi amado Marruecos. A reseñar, de este viaje, respecto a Los Cuadernos del Hafa, que tuve la fortuna de poder entregar una copia a mi admirado Juan Goytisolo. Aunque eso pasa a segundo plano ante su torrencial charla y su enriquecedora compañía. También visité de nuevo muchos de los lugares en que se inspiró la obra pero...eso queda para otro momento.
Y, como si los astros se hubiesen encargado de encerar el suelo para acelerar este vértigo iniciado con el poeta marrakchí, encuentro en este inicio de mes la sorpresa de que otro gran autor, Vicente Muñoz Álvarez, un poeta de quien la Historia de la Literatura Española deberá hablar en demasía, ha decidido leer la obra y me ha hecho llegar su elogiosa opinión que, lo aseguro, ha enmudecido mi cuerpo todo durante un buen lapso de tiempo. Además tengo el honor de que Los Cuadernos del Hafa formen parte de su delicioso blog.
Gracias pues a ambos AUTORES ... si la admiración hacia vuestras respectivas obras era grande por mi parte, uno a ella, en adelante, la admiración profunda por vuestra persona.

Y enfilamos el camino hacia el ecuador del estío con nuevas sorpresas como la inclusión de una breve reseña en la Revista Literaria Fábula, y el producto de una amena y deliciosa charla que pudo mantener con una estupendsa persona, en forma de entrevista.

junio 2012 (y al final...)

Cierto, repito cabecera con el mismo mes sobre el que ya comenté y que aún no ha terminado pero del que ya siento llegar su final insoslayable. Muchos regalos en este mes que puedo considerar primer aniversario del cambio de rumbo que me llevó a enredarme en mis amadas palabras y en otras no pocas aventuras, tan gozosas. Acabo de abandonar Marraquech y, allí, la figura primordial y preciosa de uno de mis más amados escritores, con quien tuve la suerte de compartir eternos momentos. Y aún recorriendo esta geografía magrebí que tanto me ha regalado, encuentro un nuevo presente: una nueva y jugosa reseña de Los Cuadernos del Hafa en una página entregada en cuerpo y alma a ensalzar nuestro amor por la literatura. Os recomiendo su lectura y la inmersión a pulmón abierto en la misma. 
Ahora pretendo acaparar las postreras bocanadas de vida de este mes que finaliza. ¡Inshallah! 

junio 2012

ha llegado junio con íntimas revoluciones y revueltas cotidianas para este autor...abandono de domicilio, búsqueda de nuevos rumbos, cambio de vida...y anima descubrir, como hoy he hecho, que una publicación local de la sierra norte de Madrid ha publicado un artículo referente a la primera presentación que hice de Los Cuadernos del Hafa. Un artículo ameno y desenfadado que, desde aquí, agradezco a su autor.

Y continúa el presente mes, antes de su estertor final, regalándome parabienes. De la que creo última presentación de la novela en tierras ibéricas no puedo más que certificar el honor de poder guardar en mi interior incomparables recuerdos. Pero resulta que se añade una nueva reseña sorpresa, en este caso del escritor Javier Pérez, creador de novela, ensayo y poesía y ganador de numerosos certámenes en todas estas modalidades que, para grata sorpresa mía, establace contactos entre Los Cuadernos del Hafa y lo escrito por un buen puñado de los que más admiro de entre los inmortales escritores.

Por último, casi solapada con la anterior reseña, surge en el tiempo la inclusión de uno de los párrafos de mi novela para decorar un maravilloso blog que no precisa de mis palabras para ser grande. Recomiendo vivamente su lectura y agradezco a su autora la inclusión de mis letras.

Gracias infinitas a todos por hacerme un hueco en sus pensamientos.

mayo 2012

y parece que, efectivamente, este mes ha dado inicio con una bonita explosión (pequeña, sí, pero de las que desarticulan los cimientos de los sentimientos) de reseñas. Tengo el honor de que Los Cuadernos del Hafa reciban un nuevo comentario positivo en otro blog más que recomendable. Amigos lectores, no dejen de visitar las recomendaciones del autor. No tiene desperdicio, oigan.

Quiero también dejar muestra de lo van opinando ciertos lectores, en una página que recomiendo a todo lector interesado en cimentar su biblioteca en base a dictados más correctos que los que la industria editorial impone.

Y a pesar de la redundancia que pueda suponer, la crítica con que abría esta página, obra del renacentista artista José G. Cordonié, salta a nuevos medios que deciden incluirla, en base a la calidad literaria de la misma, más que a la de mi novela, que tan gratamente reseña.

mayo 2012

inauguramos el "mes de las flores" con un ramillete de interesantes propuestas de mano de una estupenda revista cultural online que ha incluido una reseña de Los Cuadernos del Hafa que ya fue publicada.

abril 2012

Y antes de que las lluvias se lleven cauce abajo este moribundo mes de abril, retorno a esta página para dejar patente mi alegría al descubrir que un "lector anónimo" ha decidido inaugurar un blog con una interesantísima reseña de Los Cuadernos del Hafa. Habrá que estar atentos a los que nos quiera relatar y, desde aquí mi sincero agradecimiento.

abril 2012

Un fabuloso y más que recomendable blog incluye un capítulo de Los Cuadernos del Hafa. Os invito a dar un paseo por el blog...sin duda os aseguro que será productivo!


abril 2012

Me dejo caer hoy por este rinconcito para dejar muestra de mi felicidad, en este caso, en forma de valoración de Los Cuadernos del Hafa escrita por una persona de mi amada Latinoamérica, en concreto de la República Dominicana. Espero que sea la primera de muchas!!


marzo 2012

Estimados seguidores (si es que alguien aún está por la labor de seguir mis andanzas literarias), regreso hoy a este rincón para dar cuenta de la primera reseña de mi novela publicada en "la red". Reseña que me hace especialmente feliz por venir de alguien que no me conoce y que ninguna noticia tenía de la existencia de Los Cuadernos del Hafa. Además considero que se trata de una persona con criterio, que mantiene un blog de literatura, música y cine, al que os invito desde aquí y cuya calidad no pongo en duda. Espero que lo disfrutéis.


Pero resulta que, antes de finalizar el día, recibo la sorpresa de poder contemplar una nueva reseña en otro blog. Me agrada ver que aún no me agrede verbalmente ninguno de los que han leído Los Cuadernos del Hafa.


marzo 2012

Regreso a este rincón huérfano en el que, de momento, pocos comentarios puedo incluir. Confío en que estos vayan aumentando y, aclaro, no han de ser profesionales. Quiero decir que cualquiera que lea Los Cuadernos del Hafa y se atreva a hacer un coomentario será bienvenido (no es obligatorio que sea positivo, busco lectores, no aduladores). Y, por supuesto, de recibir dichos comentarios pasarán a ocupar un espacio en esta página. Por lo pronto, tenemos otra revista cultural online, Achtung!, que ha incluido un capítulo de la novela, en este caso el primero, que considero más apropiado para una inicial inmersión en el Hafa. Espero que os guste y os animéis con el resto de la novela.


marzo 2012

Comparto aquí con vosotros la publicación que, de un capítulo de Los Cuadernos del Hafa, ha hecho la revista online Ojos de Papel. Antes de que os atreváis a sumergiros en dicho capítulo, os informo de que la decisión de que sea ése y no otro el publicado no responde a mi voluntad sino a la libre elección del editor al que, dados los tiempos que corren no osaré criticar por ello. Pero sí advierto de que no es el capítulo que yo hubiese elegido. En lo que podréis leer se narra la llegada a Tánger de William S. Burroughs y, de inmediato, es el propio Burroughs quien nos desmenuza sus primeras impresiones y nos muestra con claridad su fulminante adicción a las drogas duras. A pesar de lo dicho, espero que os guste y os anime a leer la novela completa. En ella podréis disfrutar/sufrir las peripecias del laureado escritor y las de muchos otros personajes.


febrero 2012

Artículo de José G. Cordonié, autor de novela, poesía, relatos y cómic.
Ha colaborado en las antologías de relatos de Ediciones Irreverentes, “Demasiado viejo para el rock and roll (demasiado joven para morir)” y “Viajes de Nueva York” (de próxima publicación). Su libro de relatos “La Negra luz del Circulo Oscuro” fue seleccionada entre las obras finalistas del Premio Vivendia de Relatos 2011, y en otoño Ediciones Oblicuas publicará su libro de poesía y prosa poética “Las Baladas de Morotropium”, que fue Finalista del Premio La Nunca Poesía.

POR QUÉ LEER LOS CUADERNOS DEL HAFA  
  

Es evidente que Los Cuadernos del Hafa es una novela que fue escrita sin el ánimo de ser publicada, que se desarrolló con el único fin del disfrute durante su escritura. Es decir, por la necesidad creadora y por el divertimento intrínseco y solitario que supone la propia creación: el juego, la definición de personajes, el escenario donde transcurren sus vidas. Por eso mismo, esta obra no fue escrita con fines comerciales. Ni lucrativos. No fue dirigida ni estructurada para ser una novela de gran venta, ni parece serlo. Más bien creo que llegará a ser una novela para una minoría selecta, que llega hasta nosotros con la vocación de convertirse en un libro de culto, indómito y atemporal.
En primer lugar porque da un paso sobre la literatura que se hace en estos tiempos, retomando lo mágico de las obras que nos adentraron en el underground y en la vanguardia de esa otra realidad del siglo XX, la que vieron y vivieron muchos de los personajes que por esta obra asoman. Y también por ser, a la vez, una novela actual, atrevida y valiente en el lenguaje y en la forma.

Encontramos en Los Cuadernos del Hafa una mezcla de géneros, perfectamente proporcionados, con la lógica geométrica de un caleidoscopio, que nos permiten, además de la diversión y el entretenimiento de su lectura, la información sobre otras culturas, otros lugares, otras maneras de pensar, de actuar y de ser.

Esta novela podría ser un libro de viajes, pero no lo es. Podría llevarnos, a través de un realismo sucio, a los oscurantistas laberintos de las drogas, pero no lo hace. Podría ser una apología del Hachís y no lo es. Como también podría, pero no, ser un encomio sobre la música, el arte y la literatura. O podría, incluso, ser un ensayo documentado sobre la cultura magrebí, sobre la mezcla entre Oriente y Occidente, un retazo costumbrista sobre un país y sus gentes. Tampoco es esto otro.
Los cuadernos del Hafa no es nada de esto, aun siendo un poco de todo ello a la vez.
Los cuadernos del Hafa es, principalmente, una ficción. Una ficción donde se cruzan personajes imaginados, que parecen de carne y hueso, con otros que son reales y que, sin embargo, cobran vida a través de ficciones.

Porque, de algún modo es, esta novela, una amalgama de realidades inventadas. Todo lo que aquí sucede pudo ocurrir, pero no ocurrió. O quizá sí, de otra manera. O quizá no.

Por un lado están los personajes:
Los personajes ficticios y los personajes verdaderos, que existieron y habitaron el mágico entorno de Tánger, donde transcurre principalmente la novela. Esa es justamente una de las osadías del autor y, a la vez, uno de sus grandes aciertos: poner voz a personas reales, que, además, y por si fuera poco, son conocidas y reconocidas en todo el mundo: Brian Jones, William S. Burroughs, Jack Kerouack, el matrimonio Bowles, Anita Pallenberg o Brion Gysin entre otros, a los que el autor da voz y da vida.
Y también están los otros personajes, los que nunca existieron antes de ser creados para este libro, y que respiran una realidad y una vitalidad que nos hace pensar si en verdad no existen o no existieron: Munir el soñador, la cálida Aanisa, la puta Tiziana, el viejo Larbi, Karim el del Mercedes 500, la tía Fátima...

Y por otro lado está el lugar:
Marruecos. El Norte de África. La ciudad de Tánger y, cómo no, el mítico Café Hafa, que actúa como eje y amarre de todo aquello que transcurre por estas páginas. Ese café que desde 1921 avanza hacia el mar en la costa de Tánger, al filo del acantilado que allí se recorta, que en los años 50 y 60 del pasado siglo fue testigo, amante y confidente de muchos de los grandes artistas que derramaron la filosofía underground y la psicodelia sobre el mundo, y que bebieron de la cultura magrebí, y de su folklore.
El Hafa, es un buen lugar donde pararse a beber un té con hierbabuena. A fumar un porro de hachís. Un lugar donde pararse a detener el mundo, a buscar la línea del horizonte cuando se curva en azul entre el cielo y el mar. Un lugar donde pararse a escribir unas líneas en una de sus desvencijadas mesas. Donde aún es lícito soñar.
Ese Café, como he dicho, es directa o indirectamente el hilo que enreda la tela donde se trama esta novela. Adonde llega el personaje principal para reinventarse en un mundo nuevo que le atrapa, como le atrapa el amor. Porque estamos ante una obra en que el amor es una parte suculenta de sus páginas. Donde el sentimiento amoroso se desvela en la noche de los sentidos para hacerse poderoso y tiránico, como lo son siempre los sentimientos más puros.

Sin duda, Los Cuadernos del Hafa es una lectura apasionante, una narración sagaz, que roza la poética en ocasiones y que nos lleva a líneas hirientes de realidad en otras. A narraciones desgarradas que se hunden en un existencialismo visceralmente humano, a veces lírico y sensible, que pronto te atrapa y ya no te suelta.

Pero además, esta novela debe ser resaltada por la voz auténticamente literaria del autor. Porque a pesar de ser la primera obra que publica Pablo Cerezal, no hay duda de que no es lo primero que escribe. Se intuye que antes de esta novela debió llenar muchos papeles con diferentes escritos, que algún día quizá vean la luz. O quizá no. Posiblemente obras de menor volumen donde se definieron y afilaron los que son los rasgos literarios claros del autor: la sintaxis atrevida, la adjetivación pormenorizada, la metáfora instintiva, el dominio del vocablo por encima del significado, la autoridad de su pluma reescribiendo el pensamiento, el sentimiento confinado en la letra, en la grafía que forman las palabras, los renglones y los párrafos. Por todo eso, y aún siendo un escritor novel, en Los Cuadernos del Hafa encontramos un escritor maduro, que doma la palabra, la destila y la escancia ante nuestros ojos para adentrarnos en una ficción que se entrevera con esas realidades inventadas de las que he hablado. En una realidad poliédrica, que nos lleva al corazón de Marruecos y nos permite conocer un punto de vista, tan real como auténtico, que resulta muy diferente al que desde aquí, los que no han visitado nunca ese país, puedan imaginar o intuir. A la realidad de una ciudad y un café que siguen existiendo, pero de otro modo.

Y es esa realidad poliédrica, o ficción calidoscópica, la que hará que cada lector saque sus propias conclusiones de la obra. Su propio punto de vista de lo que aquí se narra o de lo que significan realmente Los Cuadernos del Hafa.
Emprendan el viaje, no les decepcionará.